La intimidad del Lounge Bar, lo transforma en uno de los ángulos más exclusivos y refinados con una vista incomparable a la bahía Piccolo Pevero.